Almazara

Innovamos por tradición

El proceso de producción de nuestros aceites
comienza en la finca

Recepción

Recién recolectada llega la aceituna a la almazara. A la entrada, inspeccionamos la aceituna

para clasificarla en las diferentes líneas según su variedad y calidad.

Limpieza y lavado

Las aceitunas pasan por una limpiadora con el objetivo de eliminar hojas y pequeños tallos

que puedan traer del árbol. Si fuese necesario también pasarían por la lavadora, donde

quedarían ya completamente limpias para ser clasificadas.

Molienda

Una vez tenemos la aceituna limpia y clasificada, procederemos a su molturación con el fin de

conseguir una pasta para facilitar la extracción del aceite que la aceituna tiene en su interior.

Termo-batido y centrifugación

La pasta de aceituna obtenida en el molino se bate con el objeto de homogeneizar y favorecer la

extracción del aceite en la posterior centrifugación. Las gotas de acite (ácido oleico) se van

aglutinando para formar una fase oleosa que sea más fácilmente separable de la fase

acuosa (agua de la aceituna) y de la fase sólida u orujo (piel + pulpa + huesos rotos).

 

Al realizar todo el proceso, desde la recolección a la bodega, a menos de 22º, conseguimos

conservar al máximo el sabor y propiedades del fruto, obteniendo así un zumo natural de

aceituna con un alto contenido en polifenoles.

Todos los derechos reservados. © Aceites La Muralla 2017

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies