EL PRECIO DEL ACEITE DE OLIVA
LA SUBIDA DEL PRECIO DEL ACEITE DE OLIVA
  • ¿Por qué sube el precio del aceite de oliva?
  • ¿Qué factores influyen en esta subida?
  • ¿Cómo afecta la sequía al precio del aceite?

“El precio del aceite de oliva vuelve a subir”, “nueva subida del precio del aceite”, “el aceite de oliva cada día más caro”; seguro que llevas escuchando estas afirmaciones durante los últimos meses en cada reducto informativo al que des a parar, el aceite se encarece, un dato objetivamente cierto, pero, ¿sabes por qué sube el precio del aceite de oliva? Hoy, en el blog de Aceites La Muralla, te contamos todas las claves para ayudarte a entender estos cambios en el precio del aceite de oliva.

LA UNIÓN DE TRES FACTORES

Parece que todos los factores han confluido para elevar el precio de nuestro “oro líquido”, pero podríamos agruparlos principalmente en tres: las consecuencias derivadas de la guerra en Ucrania, los efectos devastadores del clima durante los últimos meses y el encarecimiento de los sistemas de producción. Un mix que no proponía muy buenos augurios desde el principio.

LOS FECTOS DE LA GUERRA EN UCRANIA EN LA SUBIDA DE LA DEMANDA DEL ACEITE DE OLIVA

Durante el comienzo de la guerra en Ucrania, toneladas de aceite de girasol quedaron atrapadas durante meses antes de ser entregadas a sus puntos de distribución en Europa, lo que provocó el desplazamiento del consumo de grasas vegetales hacia el aceite de otros frutos y semillas como la colza, el lino, el coco y, por supuesto, la aceituna.

Este inusual pico de demanda internacional del aceite de oliva se unió a la baja producción con la que contaban otros países de este producto lo que provocó en nuestra economía una primera subida en los precios del aceite. Pero esto, era solo el principio.

Imagen de la escasez de aceite de girasol

LA SUBIDA DE LOS COSTES DE PRODUCCIÓN

El precio de los carburantes se disparó, también como consecuencia parcial del conflicto bélico; esto provocó que producir, tanto para agricultores como para almazaras y envasadores, este producto tuviera unos sobrecostes totalmente inesperados. La maquinaria agraria, necesitaba combustibles a unos precios inasumibles. La factura de la luz de almazaras y envasadoras se duplicó o incluso triplicó en cuestión de semanas; cada etapa del proceso productivo era cada vez más cara. Los fertilizantes y agroquímicos volcaron su subida sobre nuestros campos. Los precios de los envases y la distribución, por supuesto, también sufrieron un incremento en sus precios.

UNA CAMPAÑA EXCEPCIONALMENTE BAJA

Y llegó el momento de la recolección, el momento clave que podría suponer un respiro para esta subida del precio del aceite; o al menos lo sería de no ser porque justo jugará el papel contrario en este tablero de precios. Este año el campo, ha sufrido como no lo hacía desde hace una década: la sequía, una mala floración, las repetidas olas de calor que parecían azotar si piedad al campo y las restricciones en los sistemas de regadío, han dado lugar a una campaña de la aceituna con una reducción de hasta el 40% de la producción habitual. Según las previsiones de los agricultores y el ministerio, se espera una recolección estimada de entre 750.000 a 800.000 toneladas durante esta campaña. Una cifra que dista con creces de la media anual de 1,4 millones de toneladas.

LA PARTE MÁS COMPLICADA DE LA ECUACIÓN

Con estos datos sobre la mesa, ¿cuál es la preocupación más urgente para resolver estos meses? Como estarás suponiendo, es el abastecimiento de las 575.000 toneladas que consumimos de media los españoles y con un mercado internacional que demanda 1 millón de toneladas de media en exportaciones, esto, parece complicado de resolver.

Ahora solo nos queda mirar al cielo, y esperar que esta sequía, que lleva azotando nuestros campos durante los últimos tres años nos dé un respiro. Esperar que la sociedad tome conciencia de que nuestras acciones cuentan y que debemos no solo ser responsables con nuestros patrones de consumo sí no pedir, como conjunto social, soluciones a los efectos que desde el campo ya observamos en el clima y, por supuesto, que se tomen medidas para paliar las consecuencias de los mismos.

Nosotros, por nuestra parte, nos comprometemos a seguir generando AOVEs de calidad excepcional con aquello que la naturaleza pueda proveernos.  Nos comprometemos a dar lo mejor de nosotros aún cuando el panorama aparezca tan incierto como ahora.

Comments (0)

Hola, usamos cookies para personalizar publi y contenidos y ofrecerte todas esas cosas en Redes Sociales que te encantan, aunque en realidad esto te da igual. Puedes leer más aquí o hacer clic en OK para deshacerte de esta caja molesta y seguir a lo tuyo.