VITAMINAS EN EL ACEITE DEL OLIVA

¿QUÉ VITAMINAS ENCONTRAMOS EN EL ACEITE DE OLIVA?

  • ¿Qué vitaminas están presentes en este superalimento?
  • ¿Para qué sirven las vitaminas?
  • ¿Por qué son importantes para nuestro organismo?

El aceite de oliva y en particular, el aceite de oliva virgen extra es un conocido aliado de nuestra salud. Esta grasa saludable supone un pilar fundamental en la estructura de nuestra querida dieta mediterránea y la lista de propiedades en nuestro organismo demostradas por la ciencia parece engrosar cada año, pero ¿qué hace que este producto sea un alimento tan saludable?

El aceite de oliva está compuesto principalmente por ácido grasos monoinsaturados como el oleico, el palmitoleico, linoleico o linolénico conocidos por funciones sobre nuestro colesterol y sistema nervioso.

También es muy rico en polifenoles; unas sustancias bioactivas sin aporte calórico que tienen un alto poder antioxidante en nuestro organismo y al mismo tiempo, tienen acción vasodilatadora, antiinflamatoria, antitrombótica y antiterogénica.

Pero hay un grupo de sustancias, que tiene un papel fundamental en nuestra nutrición y que están presentes en el aceite de oliva: las vitaminas.

En especial, el AOVE, es muy rico en las cuatro que hoy queremos compartir con vosotros, estas son las vitaminas A, D, E y K. Vamos a descubrir por qué estas son tan importantes para nuestra salud.

Comencemos con la vitamina A, ya que el orden alfabético siempre ha mostrado cortesía y esta vitamina aliada de nuestra salud, no merece menos.

La vitamina A, es una vitamina liposoluble (se disuelve en grasas) que nuestro organismo almacena en el hígado. Esta vitamina tiene una especial importancia para las mujeres en estado de gestación ya que es ahí donde cumple su principal función: el correcto desarrollo del feto.

La vitamina A, procura formación y el mantenimiento de dientes, tejidos blandos y óseos, membranas mucosas y ayuda a proteger la salud general de la piel para que esta luzca sana y protegida.

Quizás, haya otro nombre para esta vitamina que te sea más familiar, el “retinol”. Últimamente este nombre se ha usado como reclamos en diferentes productos cosméticos por sus conocidas propiedades, pero lo cierto es que recibe este nombre por ser el causante del pigmento de color de nuestras retinas. ¿Lo sabías?

Ahora hablemos de la vitamina D, esta quizás sea la más conocida por todos ya que aparece como ingrediente suplementado en multitud de alimentos que consumimos en nuestro día a día, la leche, por ejemplo, es el caso más claro de esta adición como reclamo comercial, pero ¿no sería mejor consumirla de manera natural y con palatabilidad como en una rica tostada con aceite?

La vitamina D, suele aparecer asociada al calcio y que la vitamina D, procura que este calcio se asimile en nuestro organismo. Además, cuando estos compuestos actúan juntos, contribuyen a la prevención de la osteoporosis, una enfermedad que hace que los huesos se vuelvan más delgados y débiles y sean más propensos a fracturas y al mantenimiento general de nuestra estructura ósea.

Nuestro cuerpo, también necesita la vitamina D para otras funciones. Nuestra musculatura la necesitan para el correcto movimiento y coordinación con el sistema nervioso central y estos nervios para transmitir mensajes entre el cerebro y otras partes del cuerpo. La vitamina D es indispensable para que el sistema inmunitario pueda combatir las bacterias y los virus que lo atacan.

¿Sabes cómo también puedes conseguir la vitamina D de manera natural? Al exponerte al sol. Cuando la piel se expone a la radiación solar, nuestro cuerpo la produce naturalmente, eso sí, siempre con protección, ya que el uso de fotoprotectores no impide esta producción. Nosotros te recomendamos disfrutar, sentado en una terraza, de una tostada con un buen aceite de oliva virgen extra este fin de semana, por supuesto.

Sigamos con este pequeño resumen nuestro para introducir a la vitamina E; quizás la más relacionada con el consumo de AOVE por la alta concentración que tiene particularmente en este alimento.

La principal función de esta vitamina es la antioxidante. La vitamina E protege a nuestro organismo de los conocidos radicales libres. Los radicales libres pueden dañar células, tejidos y órganos e intervienen en el envejecimiento, especialmente en el envejecimiento prematuro de, por ejemplo, nuestra piel.

Diferentes estudios durante las últimas décadas han relacionado también a la vitamina E y su consumo elevado con una protección frente a diferentes enfermedades cardíacas y algunos tipos de cáncer.

Aunque, una función imprescindible de esta vitamina es la que tiene que ver con el cuidado cognitivo, se sabe que tiene un importante papel en la protección de nuestra estructura cerebral contra la demencia y los accidentes cerebrales.

Por último, pero no menos importante, la vitamina K; quizás la menos conocida de las cuatro que hoy os hemos detallado.

Su función principal es la de ser un elemento anticoagulante; regula la coagulación en nuestro sistema vascular; de hecho, cuando esta vitamina está en niveles muy bajos, hematomas aparecen en nuestro cuerpo.

Una carencia de vitamina K puede también provocar la pérdida de masa ósea, menstruaciones abundantes y otros problemas también relacionados con la coagulación sanguínea.

Esta vitamina es, también, un aliado de nuestra salud ósea y su consumo adecuado nos garantiza una protección correcta de nuestros huesos al igual que lo hacía la vitamina D como explicábamos en el párrafo anterior.

Todas estas vitaminas son imprescindibles para el correcto funcionamiento de nuestro organismo y su ingesta apropiada con alimentos ricos en ellas, nos ayudarán a tener una salud y una futura calidad de vida, además, ¿sabéis lo bueno que está un tomate de nuestros campos andaluces con un buen chorro de AOVE encima?

Os invitamos, como siempre, a disfrutar de nuestros aceites y, esta vez, a disfrutarlos mientras conocéis por qué además de deliciosos, son una garantía de salud.

Comments (0)

Hola, usamos cookies para personalizar publi y contenidos y ofrecerte todas esas cosas en Redes Sociales que te encantan, aunque en realidad esto te da igual. Puedes leer más aquí o hacer clic en OK para deshacerte de esta caja molesta y seguir a lo tuyo.